viernes, 14 de enero de 2005

Under the sea

Sabía que existía... pero hasta que no lo ves con tus propios ojos no te percatas de la magnitud de la tragedia. Adventure Comics #262 (1959). Aquaman... veterinario.



Y no cualquier veterinario. Veterinario de un Hospital Submarino para sus amiguitos los peces. Y va el tío y le cuelga un cartelito (¿para que los peces lo lean? no me lo puedo de creer). Y, por si el ridículo no fuera ya suficiente, atentos al cartelito de la izquierda:



Eso es. Ayuda médica gratuita. Claro, un pescado que llegue de urgencias puede que no lleve encima los datos del seguro médico. O su talonario de cheques, en su defecto. Da igual. Toooodos los pescados son hijos de Dios.

¿Y qué decir de los pacientes? Mirad qué carita pone esa tortuguita con esguince de cervicales... o esa foquita, con fractura de aleta... o esa morsa con dolor de incisivos (ouch, eso tiene que DOLER!)

Pa haben-nos matao.

1 comentario:

  1. Jajajajajaja

    ¡Esto es mejor que lo de la liga de Mascotas todavía!

    Si Planeta compra los derechos de DC juro que me empiezo a comprar BIBLIOTECAS DC AQUAMAN Y SUPERMAN (lo digo completamente en serio, estas cosas son impagables)

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.