domingo, 15 de febrero de 2009

Jeroglífico Comi... naaah!

Llevaba unos días dandole vueltas al jeroglífico más apropiado para estas fechas, pensando en cómo representar frases del estilo "culo veo culo quiero", o "a los amigos hasta el culo, a los enemigos..." bueno, ya saben, cuando de repronto y sin previo aviso, hete aquí que mi problema quedó resuelto merced a un amable email de Jose Manuel Zubeldia. ¿Recuerdan la inocentada de hace unos años, en la que les proponía un supuesto jueguecillo excel de culos?


Pues ya no es inocentada, sino realidad pura y dura. Así que ahí tienen deberes para el finde: sumérjanse en el desafío de la correcta identificación de 60 culos 60 que han ido apareciendo en este su blog a lo largo de tooooda su vicisitud, titulado... Un Culo Mas (One More Culo), y que pueden ustedes descargar en los siguientes links:


Eso sí, tengan en cuenta que algunos culos hay que identificarlos por el nombre civil del propietario, otros por el nom de guerre... es sólo lo hace más entretenido, créanme.

Habrá puristas, claro, que salgan diciendo "¡esto es un timo! ¡Yo quiero mi jeroglífico comiquero del domingo! ¡Sin el no soy nada!". Tranquilos. Si realmente teneis tanto mono dejeroglífico, siempre podeis pasaros por Jeroglíficos para frikis, donde el amigo Ca_In, después de probar sus alas en este mismo blog durante unos cuantos findes, vuela solo en un blog específicamente dedicado al jeroglífico comiquero. Snifff, se van tan deprisa... todavía recuerdo cuando se sentaba en mis rodillas... Bueno, basta. Pónganse a identificar culos a la voz de ya. Es una orden.

(Vale, arreglados los links, las XXX y todo. Es lo que pasa cuando posteas con la marcianita exigiendo sus derechos enérgicamente...)

2 comentarios:

  1. El Blog del OSO170 ya ha publicado sus culos

    Saludos

    OSO170 (Donde no es)

    ResponderEliminar
  2. El Blog del OSO170 ya ha publicado sus culos

    Saludos

    OSO170 (Donde no es)

    ResponderEliminar

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.