jueves, 5 de febrero de 2009

No es lo mismo

Ojito, porque este post va a ser completamente contextualizado y contiene imágenes tal cual, sin trampa ni cartón. Estamos en el número 372 de la colección del Capi. Julio del 90. A los lápices, Ron Lim. Al guión, el llorado Mark Gruenwald. Bien. En ese número, el Capi mantiene una conversación nocturna con Fabian Stankowicz. El bueno de Fabian construyó, de adolescente, un robot gigante -o no, que no lo tengo claro del todo y me da pereza consultarlo- con la intención de derrotar a los Vengadores y alcanzar así la fama. O unirse a los Vengadores, o algo por el estilo, ya he dicho que hoy estoy perezoso. Por supuesto, fue detenido, más tarde rehabilitado y finalmente contratado como ingeniero en la Mansión de Los Vengadores.

Pero ah, amigos, el nivel de exigencia en los Vengadores es realmente alto...

Vale, aquí sí he descontextualizado un poquito. Denunciadme.

...y el pobre Fabian no puede soportarlo más... se derrumba... y le confiesa al Capi que, para superar la presión, ha caído... ¡en el infierno de las drongas! El Capi, por supuesto, reacciona como sólo un Vengador puede hacerlo. Vamos, que se pone todo digno él.

Aquí no nos endrogamos, Fabian

El infortunado Fabian será inmediatamente inscrito en un programa de tratamiento. Y, por supuesto, suspendido de empleo -y se supone que de sueldo- hasta nueva orden.

Bla, bla, bla...

Y a continuación, el capi hace lo que mejor sabe hacer: dar discursos. Los Vengadores somos modelos para la nación, las drongas son intolerables, el abuso de sustancias, la Constitución, los Padres de la Patria, bla bla bla...

Atentos a ese "pero, Capi..."

...a lo que el abrumado Fabian repone... atentos a la jugada... "Y el suero del Supersoldado? ¿Tú no debes tus poderes a las drongas?

¡CapiOWNED!!!!

"Ejque eso es distinto". Ja.

Mark Gruenwald, señores. Con un par.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.