martes, 26 de diciembre de 2006

Podría pasarte a tí (Historia de una adicción)

La vida del joven héroe conocido como Capitán Marvel Junior cambió para siempre el día que acudió a aquel acto de beneficiencia que consistía en una exhibición de rodeo.


Porque, aquel día... por primera vez... sintió que tener algo entre sus piernas (algo más, aparte de lo habitual, claro está) era enormemente placentero.

Durante algún tiempo, consiguió mantener su... debilidad... en secreto... por fortuna, su trabajo le ofrecía la oportunidad de cultivar su secreta pasión...






Pero los objetos inanimados pronto no fueron suficiente... pronto, en compañía de un actor de segunda, un tal Troy McClure, a quien probablemente no recuerden de gran cosa, exploró los límites de su adicción... aplicada a los grandes pescados:




La estrella del Capitán Marvel Jr. se eclipsó el día de la Independencia de 1976, cuando en los actos de conmemoración del Bicentenario, su pasión por montarse a horcajadas en todo lo montable desató el escándalo en la muy patriota sociedad americana:


El Capitán Marvel Junior desapareció de la circulación y, recluído en una clínica especializada, luchó durante años contra su adicción... hasta que, en tiempos recientes, por fin, aparentemente superados sus problemas, vuelve a ser un miembro destacado de la comunidad super heroica:


¡Bravo por tí, Capitán Marvel Junior!

3 comentarios:

  1. Anónimo10:33 a. m.

    Y además, ¡ya no hace el saludo fascista!

    ResponderEliminar
  2. John Space8:38 p. m.

    Y además, ¡ya no hace el saludo fascista!

    ResponderEliminar
  3. Hello! I think these information Will be helpful for you.

    oideyo.cc
    tibiafriends.com
    Thank you!

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.