viernes, 31 de mayo de 2013

Doña Greystoke

Claro, claro... si todo eso que decís tiene su lógica... criado por monos, claro... entorno salvaje y hostil, bueno... si a vosotros os vale, pues no lo vamos a discutir. Yo sólo digo que para explicar cómo un débil bebé de raza blanca  es capaz de sobrevivir (y más que eso) a la implacable ley de la selva, en la que sólo el más apto sobrevive, hay DOS posibilidades: una, las habilidades y capacidades aprendidas. El conjunto de conocimientos  que muy bien pudo ofrecerle su simiesco clan adoptivo. Pero no olvidemos la otra posibilidad: la pura y dura herencia genética. Porque líbreme Diso de insinuar nada, peeeeero, entre nosotros, y que no salga de aquí... a mí me consta que a Lady Greystoke la marcha, lo que es la marcha, le iba.  




Vaya si le iba.


5 comentarios:

  1. Stalin Rodríguez9:57 a. m.

    Pues el simio parece estar poniendo todo su esfuerzo, pero la chica... Bueno, parece que la chica no lo está pasando mal del todo, pero ya podría moverse un poco o algo...

    ResponderEliminar
  2. Dioniso Nyktelios (aka Axl)11:53 a. m.

    La cara de Chimpa es la pasión plasmada en lienzo.

    ResponderEliminar
  3. Er_Bardo_Morgulero11:59 a. m.

    ¡Ah, el dolor de la traición! Y es que Alice siempre fue una criatura de pasiones desatadas y naturaleza promiscua.


    Y doña Greystoke también se las traía, sí.

    ResponderEliminar
  4. Ahí s enota que el gorila lo ha dado todo...

    ResponderEliminar
  5. Como debía ser la p*ll* de Don Greystoke para que Doña Greystoke haya disfrutado tanto con un gorila (que la tienen proporcionalmente minúscula).

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.