viernes, 12 de diciembre de 2014

Silent Death

- Eh, J'Onn, ¿qué pasa?

- Hola, Buddy. 

- Escucha, que me han dicho que has dejado las Oreos... y... bueno, los chicos están algo... preocupados por tí, eso es. Así que, bueno, he venido como amigo a preguntarte, ¿cómo lo llevas, amigo?

- Bien. 




- Ah, bien, me alegro, me alegro... y, ¿cómo lo has hecho? ¿Puro poder mental? ¿Fuerza de voluntad?

- No. Simplemente, he sustituído una adicción por otra. 

- Una adicción por... sí, claro, supongo que podría funcionar... y, concretamente, o sea, para tenerlo claro, ahora eres un adicto a... 




- La fabada.

4 comentarios:

  1. Menos mal* que ahora mis andanzas ibéricas no me llevaron a Barcelona, que al parecer soplan malos aires por allá...

    *¿Menos mal? Y una mierda, no haber podido pasar por allá me jode un montón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto Maldonado Lozada3:51 p. m.

      Inviten...

      Eliminar
  2. Ernesto Maldonado Lozada3:56 p. m.

    Fabada... si de por sí los frijoles solos ya dan problemas...
    Le voy a regalar su pino aromático :P

    ResponderEliminar
  3. Esa cara de estar soltando un "silencioso mortal".

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.