viernes, 22 de mayo de 2015

Extraño mecanismo

- No te preocupes, cariño... lo tengo todo controlado... mpf! 

 - Eso espero, Carter, porque nuestra situación es complicada... 

 - Nada temas, amor. Si bien es cierto que estamos aquí inmovilizados, estoy seguro de que la situación no irá a más. Este cohete al que estamos atados no va a ir a ninguna parte. 

 - ¿Cómo puedes estar tan seguro? - Bueno, querida, antes de que nos apresaran tuve la oportunidad de echarle un ojo al interior de este armatoste... y créeme, no me hizo falta ni sabotearlo. Es completamente imposible que este trasto alce el vuelo con ese extraño mecanismo de su interior. En el mejor de los casos, lo único que conseguirían estos tipos podría ser una intensa vibración. Pero nada de volar, eso te lo aseguro. Curioso, ahora que lo pienso. Es casi como si lo hubiesen diseñado para... mumble, mumble... 

- Oh, cómo me alegra oír eso. Una intensa vibración y ya, ¿verdad?. Entonces, no hay nada de qué preocuparnos, porque... Carter, ¿por qué te has puesto tan serio de repente? ¿Por qué me coges de la mano? ¿Tienes los ojos húmedos? ¿Qué ocurre, Carter? 

- Mi amor... no quiero que pierdas la calma, pero... 



- ...esa que viene por ahí es Giganta...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.