miércoles, 13 de julio de 2005

Fin de la primera temporada en el BdJC

Sabíamos que llegaría este momento, chicos. Tras cerca de nueve meses de casi ininterrumpida actividad, termina aquí la primera teporada del Blog de Jotace. Han sido varios cientos de posts, varios miles de comments y varias decenas de miles de visitas. A partir de hoy, este blog se toma un (merecido) descanso hasta septiembre.

En este día tan especial (dios, nunca he pasado más de una semana separado de mi blog) quisiera dar las gracias a todos aquellos que se han pasado por aquí y, muy especialmente, a aquellos de vosotros que os habéis animado a comentar los post, ocasional o asiduamente. Gracias, porque la mitad de la gracia (y debo reconocer que en muchas ocasiones, MÁS de la mitad) ha residido en ellos. Continuad así, majos.

Gracias a KingMob, que me echó una mano cuando necesité poner afotos. Gracias a EmeA, que me socorrió cuando el template se fue a tomar pol saco. Gracias a Calduch, que se erigió en primer difusor de esta cosa. Gracias a Álvaro, que hasta se sacó de no se sabe dónde un bannercillo.

Gracias a los que habéis hecho de esta página un destino habitual. Gracias a los que me habéis enlazado, a los que me habéis dedicado posts y a aquellos que me habéis enviado imágenes capaces de desatar las más procaces asociaciones mentales. Gracias a todos, vaya.

Espero que hasta el dia de hoy, os lo hayáis pasado tan bien leyéndolo como yo haciéndolo.

PD: ¿No creeríais que os iba a dejar sin una última imagen marca de la casa, no? Ahí va:



"Ahí está, jefe... ¡tal como lo imaginaste! ¡La gran escena de amor de Batman... con una cabra!"


Ahora sí. Nos leemos en septiembre. Volved todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.