miércoles, 9 de septiembre de 2009

Insólito descubrimiento científico

Interumpimos nuestra emisión habitual para dar cuenta de una noticia de alcance.

Según anunciaron en rueda de prensa los profesores N. Erd y G. Eek, de la prestigiosa Universidad Friki de Pennsylvania, el Homo Friki Quiosquerus, antepasado del actual Homo Friki Librarium Especialitatis, podría no haberse extinguido y continuar sobreviviendo en cierta área urbana de Barcelona, cuya localización se mantiene de momento y por razones evidentes, en secreto.

"Hemos estado vigilando durante semanas un quiosco", explicó el profesor Erd, "en el cual continúan comercializándose hoy, ahora mismo, mientras hablamos, comics en grapa. De ahí hemos derivado la más que probable existencia de una colonia de Frikis Quiosquerus, que probablemente no conste más que de un puñado de ejemplares.




"Se trata de comics recientes, de manera que no se trata de una de esas falsas alarmas en las que se anuncia el descubrimiento de comics en un quiosco y luego resultan ser fósiles amarillentos de Zinco o de Bruguera. No, se trata de ediciones recientes, sobre todo de Planeta, pero también alguna cosa de Panini. Esta vez es en serio", comentó el profesor Eek, feliz por el descubrimiento.



El acuerdo científico general sobre el Homo Friki Quiosquerus establecía su lenta decadencia, hasta la desaparición total a lo largo de los años noventa, debido sobre todo al consumo desaforado de comics en mal estado; esto es, compuestos principalmente de guiones insustanciales y dibujos de proporciones confusas.



"¡Es como ir de picnic y encontrarse un dinosaurio!", afirmó, ufano, el ilustre especialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.