miércoles, 12 de enero de 2011

Historias de superación personal

Sí señor.

No era fácil, amigos.

Había que hacer una cuantiosa inversión.

Había que desafiar una alambicada y compleja legislación.

Había que enfrentarse sin temor a una parte de la sociedad que le temía y le odiaba.

Pero, lo más difícil de todo.

Había que asumir el hecho de que, sin labios, es muy difícil dejar colgar así como al desgaire el pitillito.

Pero, claro...


Me dijeron: "no hay labios, no hay pitillo". ¡Ja!


¿...para qué está el Loctite?

10 comentarios:

  1. Prime!!! Después de años lo conseguí!!

    ResponderEliminar
  2. Los fumadores, con esto de la prohibición de fumar en lugares cerrados, se han vuelto muy radicales.

    ResponderEliminar
  3. pantera9:49 a. m.

    El tipo tendra el cutis hecho un asco, pero nadie le repochara su dentadura: para ser fumador, la tiene impoluta.

    ResponderEliminar
  4. Pobre... Tanto esfuerzo y ahora no lo dejan entrar a bares, restaurantes y otros centros de esparcimiento...

    ResponderEliminar
  5. Pues lo va a flipar cuando vaya a quitarse la colilla...

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí me parece que no es tan difícil. De hecho, creo recordar que yo también he fumado alguna vez sin usar mis labios...

    ResponderEliminar
  7. Axl (a.k.a. Cialis Boy)12:17 p. m.

    El ángulo de la imagen nos da pocas pistas, pero yo diría que se le ha caido un diente y tiene un cómodo hueco donde reposar el cigarrillo.

    ResponderEliminar
  8. Más mérito tiene que vocalice a la perfección así, sin labios.

    ResponderEliminar
  9. Hipercalorico2:22 p. m.

    Pero no sabeis que ha sido una broma? Le han pegado el piti... y él "lo quiere muerto". Malditos fumadores, seguro que preparan una revolución.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.