miércoles, 5 de octubre de 2011

¡Atrapado!

En el mundo super heroico quien más quien menos arrastra una triste historia. Que si mis padres fueron asesinados. Que si mi planeta nativo estalló. Que si soy el último de mi raza. Que si me abandonaron de pequeñito en un arrecife para secarme al sol... son historias duras, sin duda. Pero lo que es a mí, quizás ninguna me ha impactado tanto como la de Cliff Steele, Robotman.

Pensad en lo que tiene que ser el intelecto de un ser humano... atrapado sin desearlo y sin remisión en un cuerpo que odia y que repudia.

Y ojo...




...que el que sea de metal es que es lo de menos...

5 comentarios:

  1. sauronbloom9:55 p. m.

    El lo tiene mas facil que Jimmy Olsen. Con ir al mecanico y decirle que le cambie la pieza del medio...

    ResponderEliminar
  2. Es bastante comprensible que sus partes robóticas pierdan aceite.

    ResponderEliminar
  3. Hipercalorico9:59 p. m.

    Muy fácil!

    ResponderEliminar
  4. Bueno,tambien los padres de Lobo murieron asesinados y él es el único de su raza vivo,pero no se crea esos problemas(Bueno,si,aquella vez de Londres,pero lo soluciono).
    Aunque claro,su intelecto no es humano,¡Eso lo explica todo!.

    ResponderEliminar
  5. Invitado11:20 a. m.

    Se podría decir que ahora es "Robotwoman"

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.