miércoles, 5 de diciembre de 2012

A la cabeza

No sé por qué, pero viendo esta imagen...

¿Que no ves que no puede ser?

... se me viene a la cabeza un oso hormiguero. ¿Alguien sabe por qué?

[Hasta el lunes teneis de tiempo, hamijos!]

9 comentarios:

  1. "Con paciencia y saliva / se la metió el elefante a la hormiga". Qué hermosa es la sabiduría popular.

    ResponderEliminar
  2. En todo caso, pobre, pobre Gata Negra... Y pobre Fisk, que la muchacha tiene el poder de traer mala suerte a quien la ataca y... mmm... No será que no puede ser porque el Kingpink ha entrado en etapa "te juro que nunca me había pasado"?

    ResponderEliminar
  3. Guotefac11:38 a. m.

    Con ese chiste llevé a mi pueblo a la victoria en un concurso entre niños de primaria. Ays, la inocencia.

    ResponderEliminar
  4. Er_Bardo_Morgulero4:38 p. m.

    No os preocupéis que la Gata está bien... ¿pues no dice que 'necesita ser una jugadora de equipo'? Así que, si falta el equipo completo, pues habrá que conformarse con lo más gordo que encuentre. Y no traducimos lo siguiente que quizás suene feo...

    ResponderEliminar
  5. Cuando me sobreponga a la imagen de un oso hormiguero subido a la calva de Su Marcianidad, me pongo con la imagen de esta entrada.

    ResponderEliminar
  6. Iba yo a decir algo, pero ya recordé que por allá andan de puente bastante largo...

    ResponderEliminar
  7. Si todo lo tiene igual de gordo no me extraña que la Gata diga que no puede ser

    ResponderEliminar
  8. Ernesto Maldonado Lozada5:10 p. m.

    Diox, esto es muy fuerte para mí, supera a todo el BSDM imaginable, por eso a Kingpin no le la ha durado nadie...

    PD: el Santos no se exhibe en Pachuca, ¿?

    ResponderEliminar
  9. Joder, si me duele hasta a mi.

    ResponderEliminar

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.