jueves, 14 de marzo de 2013

Antidisturbios

- E-eran demasiados, demasiados...

- Tranquilo, Capi, ya ha pasado todo, ya está... cuentanos qué pasó...

 - Estaba intentado separarlos... pero alguien tiró una piedra... los antidisturbios cargaron... aquello podía convertirse en un baño de sangre en cualquier momento...



- Ajá... y entonces...

- ¿Qué podia hacer yo? ¡Había que tranquilizarlos como fuese!

- Claro, claro, como fuese...



- ¡Que conste que no lo disfruté! ¡Fue sólo trabajo!

- Que sííííííí...

6 comentarios:

  1. Dioniso Nyktelios (aka Axl)8:01 a. m.

    Priiiiime

    ResponderEliminar
  2. pantera9:48 a. m.

    Me emociona tanta abnegación y espitiru de sacrificioen su misión de proteger al debil...

    ResponderEliminar
  3. Ahora, ¿a quién tranquilizó primero? ¿A los antidisturbios o a los manifestantes?... Anda... Y dice Disqus que éste viene a ser mi yoamimeparece número 100

    ResponderEliminar
  4. Ahhh... eso es lo que hay que hacer para que los antidisturbios no te apaleen en las manifestaciones...

    ResponderEliminar
  5. Dioniso Nyktelios (aka Axl)2:16 p. m.

    Ni todos de pie, ni sentada multitudinaria... de rodillas!

    ResponderEliminar
  6. John Space2:54 p. m.

    Mucha policía, mucha diversión
    Penetración, penetración

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.