lunes, 11 de marzo de 2013

Visiones del futuro

Como sabrán ustedes, en esta iteración vital, y hasta que se desarrolle mi Plan Marciano de Dominación Mundial y Puede que Cósmica, oculto mi existencia a los Grandes Poderes camuflado como un humilde profesor de instituto en la ciudad conocida como Barcelona. 

Debido a ello, he observado la paulatina transformación de la urbe, más específicamente de su centro, en una especie de Parque Temático para turistas. Se que es una tendencia compartida por muchas otras ciudades, y que es el precio a pagar por acceder a la modernidad, y que suerte tenemos del turismo Con La Que Está Cayendo (TM), pero, aún así, yo, que soy capaz de trascender el tiempo y atisbar el futuro, os digo:

No puedo esperar a que clonen a los dinosaurios.


Porque estoy seguro de que, al menos a algún turista, se comerán...

8 comentarios:

  1. Y ahora que me he desquitado... olé. Yo también espero con ansia ese día. Después de eso, Entiman podrá morir en paz, angelico...

    ResponderEliminar
  2. John Space8:08 p. m.

    Huelo propaganda catalanista. No disimule, Sr. Navar... digo, Marciano.

    ResponderEliminar
  3. No habrá esa suerte. Los que se ven ahí son herbívoros, así que como mucho les pisarán o se les cagarán encima (y un cagarro de saurópodo no es como uno de pequinés).

    ResponderEliminar
  4. ¿Esperas con ansia el día que el pobre Enti muera en paz? Qué duro es el matrimonio, ains... Ya puedes explicarte que ha quedado fatal :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha tardado más en saltar de lo q esperaba, Sr. Marciano... Uyuyuy...
      Lo que yo venía a decir es que, con lo que a mi querido Entiman le gustan los dinosaurios, después de ver semejante milagro ante sus ojos él mismo diría eso de "ahora ya me puedo morir tranquilo".
      Que estamos en plan puntilloso...

      Eliminar
  5. Lo del cagarro me vale también

    ResponderEliminar
  6. Mientras no contraten a un gordo para que gestione la seguridad no habrá problemas con los Dinos.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.