jueves, 23 de enero de 2014

Constante universal

Vivimos tiempos complicados.

Vivimos una época en la han desaparecido las certezas y tan sólo existen las dudas. Un tiempo mareante, en que las novedades se suceden vertiginosamente hasta sobrepasar nustro pobre entendimiento. En que todo aquello en lo que cimentábamos nuestras creencias y nuestros sistemas de valores, parece escurrírsenos entre los dedos y convertirse en... alguna otra cosa, todavía por determinar. Un tiempo en el que nos vemos obligados a revisar constantemente todo aquello en lo que creíamos. Una época en la que parece que la única constante es... el propio cambio.

Fiel reflejo de esta situación, de esta líquida modernidad, son, por supuesto, los comics. Los comics, permanente reflejo de la sociedad, no pueden sino trasponer esta situación de cambio constante, obligándonos a contemplar como probables extraños escenarios que jamás habríamos imaginado, aferrados a nuestras antiguas y caducas creencias. Por ejemplo... ¿y si el Universo DC estuviese poblado únicamente por heroínas? Tal es la premisa de la línea Ame-Comi, en la que heroínas, y solamente heroínas, conforman el paisaje super heroico.

Y vosotros pensaréis: "pero... pero... ¿cómo de, de, de, malo puede ser ...?" 

Muy malo, amigos.

Muy malo. 


Ahí teneis. 
 
Ahí teneis a vuestros otrora masculinérrimos y varoniles héroes. 

Convertidos Batgirl y su chica maravilla, Robin.

Hablando de chicos. Mientras comen helado. A cucharadas. 
 
Cucharadas soperas.

Sí, sí, lo sé. Lo sé. Duele. Pero todo cambia, y no podemos bañarnos en el mismo río dos veces. Hay que abrazar el cambio. Fluir con los tiempos... y dejar atrás el antiguo mundo y sus certezas.

Sé que os pido mucho. Sé que teneis miedo. Lo sé, hijos míos. Pero no temáis. Pues, incluso en estos tiempos convulsos, siempre podemos confiar en una constante. Una circunstancia inmune al cambio. Algo... permanente. 
 
Algo universal.
 
Algo a lo que agarrarse.



Power Girl.

Claro que estoy hablando de Power Girl.

POR SUPUESTO que hablo de Power Girl.

Porque, allá donde asome un Universo DC de cualquier tipo, vosotros y yo sabemos que habrá un dibujante dispuesto a dotar a Power Girl, nuestra Power Girl, del mayor par de aldabas que jamás se hayan dibujado.

Y esto es bueno.

Y quizás haya alguno, entre vosotros, que piense..., "no es suficiente..." "es poco...", o "yo necesito más..."

No temais, hijos míos.

Porque cuando de las peras de Power Girl se trata...




Lo que necesitéis.

13 comentarios:

  1. John Space8:56 a. m.

    Pues sí, DC también aventaja a Marvel haciendo amerimanga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, John, ya sé que lo tuyo con Marvel es difícil y que tu amor a DC es grande... pero, por favor...

      Eliminar
    2. John Space1:34 p. m.

      Vaaale, admito que aquella Phoenix del Marvelmangaverso me poníiiia. Y las chicas tigres del Dr. Naruto Strange, también.

      Eliminar
  2. Anónimo9:03 a. m.

    ¡Aleluya, hermanos!

    ResponderEliminar
  3. Un buen par de razones por,las que no me despido de DC por completo.

    ResponderEliminar
  4. Mira que la cosa no iba mal hasta que llegué a la última imagen... Pero es que, sí, bonito par de peras... pero el dibujo da cáncer de SIDA en los ojos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En esa viñeta hay algo más dibujado aparte del par con su escote?

      Eliminar
    2. Ernesto Maldonado Lozada4:37 p. m.

      ¿Las amígdalas?

      Eliminar
  5. Ernesto Maldonado Lozada4:53 p. m.

    Curioso, pensé que hablaban de Wondy, que también tiene lo suyo.

    ResponderEliminar
  6. Se están olvidando de una de las verdaderas constantes que nunca cambiará y que mantiene vivo a las heroínas, "la lujuria" y como no, nunca nos vamos a cansar de ver chicas con trajes apretados y entre más sean mejor, a mi me encantó Ame Comi :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto Maldonado Lozada4:47 p. m.

      ¿quienes son los autores?

      Eliminar
  7. ¡Gracias, DC, por pensar en nosotros! Esa Powergirl amortiguará el choque mental que supone adaptarse a los tiempos que corren... que están corriendo... que se... ¡maldición!

    Solo veo pechuga...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:51 p. m.

    Y el asunto de los ciclos menstruales sincronizados como lo tratan?

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.