martes, 29 de abril de 2014

En todos los trabajos se fuma

La historia es bien conocida. 

Bruce Wayne, de los Wayne de toda la vida, es un joven destinado  -por estirpe y posición-  a una vida fácil y regalada. Sin embargo, los caprichos del Sino le arrebatan esa vida en una funesta noche. De esa noche en adelante, los demonios internos del joven Wayne le arrastrarán a una vida de expiación permanente de un pecado jamás cometido, a embarcarse en una guerra contra el crimen imposible de ganar y, en fin, a vivir en la oscuridad, en permanente contienda con dementes, criminales y monstruos... haciéndose uno con la oscuridad y la negrura del alma.

De acuerdo. 

Pero, eh. 

¡Yiííííííííi!!!

Que hay tiempo para todo también, ¿eh?

8 comentarios:

  1. John Space10:41 a. m.

    ?Seguro? Porque están persiguiendo a Rorschach.

    ResponderEliminar
  2. A mi lo que me preocupa realmente es ¿qué ha tirado el malo que suelta ese desconcertante "pling"?

    ResponderEliminar
  3. De verdad que nunca sospeché que Batman y Robin pudieran divertirse con un par de almejas.

    ResponderEliminar
  4. Ernesto Maldonado Lozada3:11 p. m.

    ¡Te voy a atrapar, rufian! ¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!
    ¡Te voy a atrapar, rufian! ¡Wiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!

    ResponderEliminar
  5. Al final va a resultar que es Robin la mala influencia en vez de Batman.

    P.D.: ¿Hawkaaaaaaa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hawkaaaa es la onomatopeya oficial de este blog para bajar escaleras, cada uno a su manera

      Eliminar
    2. ahi va que no le puse esa etiqueta! Cualquiera lo encuentra ahora...

      Eliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.