viernes, 11 de abril de 2014

Ya llego

Jo, vacaciones. 

Vacaciones de Semana Santa. 

Diez días sin niños, sin gritos, sin broncas, sin correcciones, sin ejercicios, sin callaos ahí al fondo, sin requisar móviles, sin sustituciones, sin reyuniones, sin mernsajes de dirección llenos de siglas ininteligibles, sin prisas, sin carreras, sin discusiones. 

Qué pasada. 

Es como... como un.... un... una...





Eeeeeexacto.

(Nos vemos el otro martes, sean buenos)

10 comentarios:

  1. Felices vacaciones... Se cuida.

    ResponderEliminar
  2. Hala, qué cantidad. Claro, meses y meses esperando poder soltarlo todo y...

    ResponderEliminar
  3. John Space1:49 p. m.

    Que tenga una Semana de lo más SUPERIORKCH!

    ResponderEliminar
  4. ¡Barra libre en el despacho!
    Yo ya me he servido, aprovechad si podéis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿quién se acuerda del despacho? EL minibar secreto mejor surtido es el del living... Bueno, ya no tanto... Ahora voy a checar el del fondo falso del horno... Y espero que nadie se acuerde del de la caja secreta a los píes del colchón de la recámara principal, que creo recordar que ahí guarada los añejos...

      Eliminar
    2. Si lo digo para despistar a los novatos :o)

      Eliminar
    3. ¡era por eso?... Ups... No he dicho nada... Hale, a correr todos al despacho; venga, que se están tardando...

      Eliminar
    4. Ernesto Maldonado Lozada5:38 p. m.

      Yo me pido el Johnnie Walker Azul, que está en la casita de Trufi. Y en el fondo falso del horno está el guante de Freddy, que ya lo ví.

      Eliminar
  5. Ernesto Maldonado Lozada5:24 a. m.

    Que lo pase bien en estos días, maestro, qué lastima que se perderá las nominaciones a los PICADLOS.

    ResponderEliminar
  6. Ernesto Maldonado Lozada5:32 p. m.

    Felices vacaciones, Maestro, que no lo queme tanto el sol.
    Mientras aquí, seguiremos... trabajando, sí, eso.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.