jueves, 5 de febrero de 2015

Es mucha la presión

Hacedme caso: si aspirais, como yo, a conquistar el mundo,es absolutamente imprescindible contar con elpersonal adecuado. Porque cuando lleguen los malos momentos, que llegarán, tienes que tener personal cualificado en el que confiar. 



Pero tampoco basta con que estén cualificados. Es necesario que posean también cierto grado de empatía para con sus superiores. No demasiada, pero sí la justa para asegurar su presencia en esos momentos difíciles. Que les permita, llegado el momento, dejar a un lado el hacha de la guerra y ser capaces de ofrecer, por qué no, un poco de ternura. Unos brazos que te cobijen. Unas amorosas manos que te acomoden.




Porque conquistar mundos no es un trabajo para débiles. Al contrario, es un trabajo de mucha presión. Y esa presión se acumula, se acumula... y tarde o temprano va a salir. Y, cuando salga...




...bueno, cuando salga, alguien va a tener que comérsela...

3 comentarios:

  1. John Space11:38 a. m.

    ?Presión? Quite, quite. Hay ahí tanto amor de empleado a jefe que éste se ha quemado con las llamas de la pasión.

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo si el aspirante a conquistador mundial (o universal), tiende a comer cosas que produzcan gases...

    ResponderEliminar
  3. Esos sicarios me recuerdan a esos "amigotes" que te lían a copas para que se te pase la cita con tu novia (La Muerte, en el caso de Thanos), y luego dicen que te estaban haciendo un favor.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.