martes, 8 de marzo de 2016

Weird wonder tale (con gorila)

Esta es una historia... especial, por razones que podrán comprender de aquí a poco. 

Es la historia de un científico embarcado en la dificultosa tarea del transplante de órganos inter-especies. 



Una tarea en la que el éxito sonríe a nuestro animoso cirujano. Una vez conseguido con perros y ovejas, el siguiente paso está claro: sustirtuír los endebles órganos humanos por algo más... poderoso, salvaje, potente. 

Órganos de gorila. 



Porque sabido es -afirma el doctor-, que el gorila es, en todo excepto en su cerebro, superior físicamente a nosotros, los débiles humanos. 
 

Retengamos esta idea. 

Por favor, no creais que le faltaba corazón a nuestro protagonista (De ser necesario, ¡sabría dónde conseguir uno en buen estado!). No, puesto que el gorila donante recibía a cambio, ¡los débiles órganos humanos!


 
Pero, ah, destino. El gorila, débiles órganos humanos mediante, escapa. Una partida, encabezada por el buen doctor, parte a la caza de más primates... y desaparece. Una segunda expedición, enviada en pos de la primera, es emboscada por unos gorilas que proceden a inmovilizar a los expedicionarios y arrancarles sus ropas...



 ...momento en el que el destino del doctor (Nagan, para más señas, quizás le recuerden de los Defensores) se nos revela: él mismo ha sido operado, en la jungla, por gorilas, por medios y con intenciones desconocidas, permitiéndole acceder a la gorilidad, pero conservando su (segundo) órgano favorito: el cerebro.



¿Qué, acojonados, no? ¿No sentís el terror recorriendo vuestro espinazo?

¿No?

¿Que no le veis nada de particular?

Bueno.

Quizás sea porque me he permitido reservarme el título de esta edificante historia hasta el final. 

Scrollead, scrollead para abajo, si sois valientes... pensad en el pobre tipo -que no es Jimmy Olsen- al que los gorilas arrancan la ropa y decidme...


























¿Qué tal ahora ese espinazo?

[Superlayo me colocó en la pista, amigos!]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.