jueves, 28 de enero de 2010

Acojona, tronco

Quizás sea el salvajismo en sus ojos... esa mirada de predador, de macho alfa de la manada, esa mirada que parece estar diciendo "voy a devorar tus entrañas y cag*rme en tu cráneo"...

O puede ser el gesto... el gesto, esa mano tendida que parece buscarte el cuello para apretar, y apretar hasta extraerte el último hálito de vida...

No, espera, ya está, ya lo tengo. Qué tonto no haberme fijado.

Lo que verdaderamente aco*ona de esta imagen es, por supuesto...



...ese peacho de tanga rojo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.