lunes, 11 de abril de 2011

70's style

Ah, la primavera setentera... con sus florecillas... sus pajarillos...


¡Debo controlarme... debo!

...sus encorbatados caballeros pirrándose por los huesitos de bigotones con elegantes fulards estampados...

11 comentarios:

  1. Jackinthebox8:11 p. m.

    El del pañuelo es Mr. Satan de Bola de Drac con el pelo corto.
    Ah, y prime!

    ResponderEliminar
  2. Es que claro, van provocando con sus foulards y luego pasa lo que pasa...

    ResponderEliminar
  3. John Space8:30 p. m.

    La publicación se llamaba Fantasmas; había muchos en los 70.

    ResponderEliminar
  4. "Testoy vigilando... marinero..."

    ResponderEliminar
  5. Hipercalorico8:52 p. m.

    Es que los Caraconos carecen de fuerza de voluntad!

    ResponderEliminar
  6. La culpa es de las madres que los visten con foulards...

    ResponderEliminar
  7. qué pasa cuando pasa? Lo mismo que sucede cuando sucede?... O sólo que ocurre cuando ocurre?... CLARIDAD E INFORMACIÓN COMPLETA, por favor

    ResponderEliminar
  8. Lo que pasa es que el fúmbol es asín, y unas veces se gana y otras se pierde, porque hay que marcar un gol más que el contrario, pero mientras tú tienes el peloto, el otro no lo tiene, y es que la pelota corre más que el jugador, y si la pelota entra en la portería, entonces es gol, pero si el árbitro no hubiera pitado no sería fuera de juego.
    Espero haber aclarado algunas dudas.

    ResponderEliminar
  9. Esto estaba aprobado por el Comic Code????
    Que vergüenza como perturbaban el cerebro de los pobres niños... que éramos nosotros!!!!
    Ahora entiendo por qué mi mente (y la de los adeptos al blog de jotace) funciona como funciona...
    La culpa la tenian las revistas de historietas.

    ResponderEliminar
  10. InviTODOS11:21 p. m.

    Si el del bigote se parece al malo de Comando el otro parece Fraizer Crane...

    ResponderEliminar
  11. Yo no lo habría expuesto mejor.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.