viernes, 29 de abril de 2011

Evidencias circunstanciales

Diría que es Coast City, pero lo admito: las palmeras me despistan. En cualquier caso, ¡un grito escalofriante rasga la noche oscura en una localización indeterminada! ¡Ahí, adjetivando en plan vago!




Esta parte de aquí la entiendo: Jordan, que es un caballero, ha cedido caballerosamente (como, por otra parte, no podía ser de otra manera) el único lecho del apartamento a su churri de toda la vida, Carol Ferris. Es por eso que no tarda nada en irrumpir en la estancia, en perfecto estado de revista. ¿Por qué? Pues porque Jordan duerme con el pijama puesto, naturalmente, que para eso está. Hasta aquí todo normal, pues.


¿Capasao, capasao?


Lo que ya no veo tan claro es por qué Carol habla de "ella"...

Oivádios, Hal, ha sido ella otra vez...


...cuando toda la evidencia apunta hacia un "él"...


[Otra que le debeis al Sr. Cairo]

15 comentarios:

  1. jurljurl8:40 a. m.

    Bueno, más bien un "ellos": "they came to me".... bukkake

    ResponderEliminar
  2. Hipercalorico8:51 a. m.

    Pandilleros Adolescentes en April's Fools Day.
    Inocente, inocente!

    ResponderEliminar
  3. Si fue un bukake me pregunto quien fue el Prime!

    ResponderEliminar
  4. John Space9:37 a. m.

    Se corrieron en su dirección otra vez y claro...

    ResponderEliminar
  5. Enrique9:58 a. m.

    Un "ella" es posible. ¿Nadie ha oido hablar del squirting?

    ResponderEliminar
  6. Pues yo creo que ha sido Hal de alguna manera... Mírala, si ha dejado a Carol como si feura Shulkie...

    ResponderEliminar
  7. A ver señores, repasemos el inglés, vale?
    "He sido ella otra vez"... Vamos, que Carol cuenta que se ha transformado en Zafiro Estrella de nueva cuenta... Ven? No es difícil...
    "Ellos vinieron por mi"... Aquí está la cosa, que se vinieron y que eran ellos queda muy claro con sólo ver la imagen, que, vamos, uno solo no podría a menos que fuera Thor adolescente o llevara muchos años de contención... Ahora bien, siguiendo con las pistas, lo que no me queda claro es quién gritó... Porque a mi que Carol tenía la boca ocupada.

    ResponderEliminar
  8. Señores, señores, señores, ¿no se dan cuenta de que puede ser ella? ¿No se les ocurre pensar eso de "es una p***a"?

    ResponderEliminar
  9. Er Bardo Morgulero1:51 p. m.

    Yo lo que tengo claro es que al pobre Jordan lo habían pillao c*g*nd* y ha venido corriendo con el perrillo asomando el hocico, porque esa postura en la puerta no es natural.

    Y posiblemente, Carol se haya quedao con ganas de más y esté incitando al pobre Hal, que parece que la moza levanta la faldica y tó...

    ResponderEliminar
  10. sauronbloom2:30 p. m.

    Ella era una vaca lechera...esta clarisimo

    ResponderEliminar
  11. SrCairo2:35 p. m.

    Excelente deducción! (diría Robin)

    Lo que no estoy de acuerdo en lo de la boca ocupada. Porque por lo visto han derramado todo por afuera, así que tal vez la boca no estuviera del todo ocupada en el momento.

    ResponderEliminar
  12. SrCairo2:41 p. m.

    Es evidente que Carol experimenta un arrepentimiento motivado tal vez por una sensación de culpa. "He sido ella otra vez", dice. O sea "Otra vez he caído en la tentación y he sido una p*t*" o una golfa (para evitar los *)

    Y ellos (o sea todos los invitados a la cama que han escapado al ver venir al señor del anillo) se han aprovechado de su condición de mujer facil.

    Es cuestión de aplicar un poco de psicoanálisis básico...

    Lo que deberían es haber tenido un poco de educación y haber limpiado el enchastre... digo...

    ResponderEliminar
  13. pantera4:45 p. m.

    ¿Sera acaso que la noche la confunde?

    ResponderEliminar
  14. Er Bardo Morgulero11:30 p. m.

    ¡Claro, echándole la culpa a los demás! Pues no me parece justo, hombre, sólo por haberse liado con todos los enanos de un espectáculo de rodeo que, casualidades de la vida, pasaba por allí, Hal, no fue premeditado... todos los enanos, decía, que al horrísono sonido de una puerta abriéndose de golpe por un hombre con problemas hemorroidales se han escondido debajo de la cama, dejándola con toda la faena sobre el rostro... sólo por ese pequeño desliz... ¡no debería echarle la culpa a otra! Ha sido ella, sólo ella y quince enanos y cuatro caniches que hacían malabares con pelotas de tenis. Pero esos no cuentan,

    ResponderEliminar
  15. Exacto, exacto, que las hay muy escandalosas...

    (KALEL EL VIGILANTE)

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.