miércoles, 14 de diciembre de 2011

Y así empieza...

Copipego:

Estimadísimo Marciano, quería aprovechar un foro serio y creíble como el tuyo para denunciar la presión que nuestros jóvenes reciben desde su más tierna infancia. Se empieza dando la espalda a pato...



...y se termina llevando medias amarillas, no te digo nada y te lo digo todo.

[Boquiabierto me dejas, luismi]

8 comentarios:

  1. Fanknight8:28 p. m.

    Si es que hay que ser insensato para darle la espalda al Pato....y PRIME!!!

    ResponderEliminar
  2. Se ve de lejos que es un fake: el suelo no es blanco.

    ResponderEliminar
  3. John Space8:55 p. m.

    Que quede bien claro, que esto ha sido obra de unos vascos.

    ResponderEliminar
  4. Nooooooooooooooooooooooooooo
    A Pocoyó noooooooo!!!!
    Que pato bastardo!!!

    Nunca me resultó simpático ese pato!

    ResponderEliminar
  5. Con esa mirada torcida que siempre tiene, me extraña que no lo vierais venir. ¡pero fijaos en su expresion desencajada por el extasis y el vicio!

    ResponderEliminar
  6. Marvelstein12:18 a. m.

    Bueno, al menos a Pocoyo le gusta...

    ResponderEliminar
  7. Ya decía yo que a mi ese patyo merecordaba demasiado a otra ave de corral... A una P*LL* para más precisos

    ResponderEliminar
  8. Que pensabais. de un animal que se le alarga el cuello y el pico. POR R'HMER SEGURO QUE SE LE ALARGAN OTRAS COSAS!!

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.