jueves, 15 de mayo de 2014

Curiosidad profesional

Debo reconocer que hace ya algún tiempo que no sigo a los mutantes; no tanto como para añorar a Neal Adams, pero sí lo suficiente como para ver resucitar a Phoenix. 

Al menos una vez. 

Eeeeeen cualquier caso, la escasa atención que les he prestado últimamente hacce que, cuando ojeo alguna cosilla de la Mutantidad, se me escapen detalles. La mayor parte de las veces, como que me da igual, claro. Pero algunas veces... hay... cosas.

Por ejemplo.

Estas dos chicas, en Utopía. Ni idea de quienes son. Ni me importa demasiado ya a estas alturas, pa qué nos vamos a engañar.



Pelorosa parece haberle sustraído su diario a Peloazul. Po fueno, po fale, po malegro. 



Ahora bien, me gustaría que los conocedores del Rinconcillo Mutante del Universo Marvel, que seguro los habrá, me contesten una preguntilla, una curiosidad:



¿En qué consisten exactamente los poderes de Peloazul?

7 comentarios:

  1. Me pasa como a Su Marcianidad, pero como Robin vea estas viñetas, doña Peloazul se va a pasar la vida recuperando su diario.

    ResponderEliminar
  2. No se decirte, pero a primera vista a mí el dedo pulgar de la del pelo azul en la última imagen se me antoja una pilililla...

    ResponderEliminar
  3. Según recuerdo, eran descargas eléctricas... pero, por la secuencia, también puede ser tirar de los vellos de otras mutantes...

    ResponderEliminar
  4. John Space12:36 p. m.

    Cosas de chicas. (!Mente limpia! !Limpiaaaa!)

    ResponderEliminar
  5. Lo pregunto en serio: de verdad habéis visto ahí una mano a bote pronto?

    ResponderEliminar
  6. Theodore Kord3:21 p. m.

    En serio, en serio: no.

    ResponderEliminar
  7. Su poder mutante es liberar oxitocina en el bajovientre del adversario. Lo sé, es un poco pillado por los pelos pero todos los superpoderes generalistas ya están pillados. Ahora se lleva el micro-management y el superpower personalizado.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.