martes, 20 de mayo de 2014

El secreto de la Pirámide

Malditas sean las prisas.

El jueves, claro, es el dia de la marcianita en el Saló. Y ese día, uno va de escolta puro y duro. ¿Que quiere ir pallá? Pues pallá. Que quiere hacerse una foto con Batman? Pues se hace. ¿Que se cruza el niño de la ceja y nos gruñe? Pues le gruñimos. De escolta y de monedero andante, claro. Pero ese día estás a otra cosa. 

El viernes, trabajas. 

Y el sábado, que me quedó también partido, pues estás... a los amigos. Estás a ver a quien ves, a saludar, a decir tonterías, a hacer alguna comprilla a escape, pero sobre todo estás, estoy quiero decir, a disfrutar de la compañía. Y sin dar abasto, porque es mucha gente -cada vez más, ole ole- en muy poco tiempo. Y la que me faltó, cachis.

Y como estás a todo eso, pues pasas a toda velocidad por, por ejemplo, las exposiciones. Y te pierdes cosas, claro. 

Menos mal que tengo a Dark Phoenix para señalarme este pedazo de ilustración Maguiriense que se exhibió en el Saló. Aquí el original... 



...y aquí en color.


Un fetiche personal, caballeros.

¿Que qué es lo que convierte esta ilustración en fetiche personal, dice usted? Hombre, es obvio.

El hecho de que demuestra que la base de la liga es un marciano a cuatro patas.

4 comentarios:

  1. John Space8:56 a. m.

    Y Oberon, encantado porque todos esos culos son para él.

    ResponderEliminar
  2. Pues batsie no parece que esté muy a disgusto con esa posición...

    ResponderEliminar
  3. Asegurándose que Batman está en la pirámide, cualquiera se apunta: no hay peligro de sigilo ninja.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.