sábado, 10 de junio de 2006

Guía de supervivencia Salonera

Si bien el Saló ya empezó el jueves, hoy y mañana son los días de mayor afluencia de público. Es posible, por tanto, que seas uno de esos frikis de nuevo cuño y que no hayas asistido nunca a un Saló del Comic y que, por esa razón, desconozcas las más elementales reglas de etiqueta que deben observarse en su interior. Tranquilo; el Blog de Jotace está aquí para ayudarte.

DR tiene razón: el cartel ya da mal rollito

Antes de salir

- Es importante planificar tus compras. Consulta los listados de novedades. Haz una lista de lo que realmente quieres comprar. Lo que debes tener. Lo absolutamente imprescindible. Una vez tengas la lista, tacha la mitad. NADIE tiene tanta pasta.

- Calcula el coste total de lo que piensas comprar. Añade un 20% para imprevistos (que nos conocemos). No te lleves ni un euro de más.

- Entrega tu tarjeta de crédito a un ser querido. Hazle prometer que no te la devolverá hasta el lunes.

- Lo mismo para la tarjeta que guardas en el tobillo, so listo.

- El uniforme estándar es: calzado cómodo, tejanos y camiseta negra con dibujito. Atención: si eres una hermosa y voluptuosa mujer, entonces el uniforme homologado consiste en tacones de aguja, medias de rejilla, minifalda (mejor un cinturón ancho) y blusa semitransparente (las transparencias molan; véase el Solo). Deja un poco (pero poco) a la imaginación. Si oyes frikis aullando, no te preocupes: es que han visto los precios de Norma.

- Una mochila ligerita te será de gran ayuda. Están contraindicadas las bolsas de plástico en general, y las de la FNAC en particular.

¡Hola, Saló!

- Toca retratarse, amigo. Aunque quizás te puedan ser de utilidad algunos trucos para evitar el mal trago.

- Una leyenda urbana dice que si en la puerta aduces pertenecer a ADLO!, te hacen un 10% de descuento. En cambio, otra leyenda urbana dice que si aduces pertenecer a ADLO!, llaman a seguridad. Tú mismo.

Una vez dentro

- Aunque parezca increíble, las novedades seguirán estando a la venta diez minutos antes de irte para tu casita. ¿A que comprarlas a las diez de la mañana y cargar con ellas todo el puñetero día ya no es tan necesario?

Quedando con los amigos

- Para quedar con los amigos en el Saló es imprescindible dar correctamente las coordenadas espaciotemporales correctas. Ejemplo de coordenadas espaciotemporales incorrectas: "Quedamos a las diez". Otro ejemplo incorrecto: "Quedamos en el stand de Dolmen".

- Sé previsor y concierta un punto de reunión por si te separas del grupo. Trata de quedar en un lugar fácilmente identificable. por ejemplo, "Quedamos a las 10 de la mañana, donde estén las azafatas de Norma". Busca un millar de frikis con cámaras en la mano, es ahí.

En busca de firmas y dibujitos

- Caso de que seas de los que les gustan los dibujitos y/o firmas de autores, recuerda que reservar cinco minutos para hacer la cola es insuficiente. Reserva diez como mínimo.

- El friki corriente es un individuo solícito y amable. No dudes en pedirle que te deje pasar en la cola. Seguramente lo hará con la mejor de sus sonrisas, e intercederá por tí ante otros frikis para que hagan lo mismo.

- Ante el dibujero que sea, no pierdas tu oportunidad. "Can you draw me a Martian Manhunter, please?" está bien, pero te hará cuatro rayotes en veinte segundos. Mejor dile algo como "Can you draw me an alien army with thousands of alien vessels and the Justice League pre-crisis attacking the Skrull World, with the Fantastic Four and the Avengers defending it? With a lot of detail, please". En tan sólo un par de horas tendrás una puñetera obra maestra para tí solo.

- Recuerda que está prohibido dar de comer a los dibujantes. Algunos -sobre todo al final de sus sesiones- muerden.

Compras, compras

- Regatear, aunque en otras culturas es inevitable, en este país no está bien visto. Aún así, regatea, que se vea que estás por el mestizaje y el cruce de culturas.

- Una vez hayas comprado una rarísima pieza de colección a un precio obsceno, trata de no mirar en ninguna otra tienda. ¿Que por qué? No... por nada...

Seguridad personal

- En el Saló hay también, lamentablemente, zonas poco recomendables, donde es habitual encontrarse fanzineros -gente de baja ralea- que abordan al viandante con intenciones poco claras.

- En el caso de que te gusten las emociones fuertes, adquiere un fanzine (uno) a alguno de los indeseables antes mencionados. Intérnate en la zona antedicha y cada vez que te ofrezcan un fanzine, responde rápidamente, extrayendo el tuyo: "¡Te lo cambio por el mío!" Repite la jugada tantas veces como sea necesario -que serán muchas- y podrás internarte en la Zona Fanzinera minimizando tu riesgo personal.

En fin, con estas sencillas reglas de comportamiento no dudes de que le extraerás todo el jugo posible a tu estancia en el Saló del Comic. Allí nos vemos!

5 comentarios:

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.