martes, 27 de mayo de 2008

No hay nada como el deporte

Desde luego, es admirable.

Dos semanas de carrera. Dos mil y pico kilómetros entre pecho y espalda.

Los capullos de la cámara, tan frescos, ahí, en moto. Y tú resoplando detrás.

Cronoescalada de doce kilómetros, cuarenta minutos a tope, con pendientes del sopotocientos por ciento (como poco).

La presión del liderato.

Y, todo y así, llegas a la cima... y... y...




Por dios, pero qué energía.


Y no me hagáis hablar de fútbol...

[Luciérnago, Iván Rebollo y Luis Miguel Conde
se combinaron para la ocasión]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.