miércoles, 28 de mayo de 2008

Quiero ser como Batman

Ser como Batman no es nada, nada fácil.

En primer lugar, necesitas una implacable determinación, una voluntad de hierro, para mantener una interminable lucha contra el crimen en solitario.

Luego, entrenamiento y formación, claro. Conocimientos de todo tipo de técnicas de lucha, con y sin armas. Habiliades detectivescas. Primeros auxilios. Química.

Y recursos financieros, claro. Necesitarás recursos financieros de consideración, para mantener toda la infraestructura necesaria. Un refugio, medios diversos de transporte rápido y discreto, laboratorios.

Una red de confidentes en el bajo mundo, que te permitan anticiparte a cualquier movimiento.

No, no se puede ser como Batman así como así.


¡Podrias ser otro Batman si te dieses una oportunidad!
¡Booster! ¿Quieres callarte y darte la vuelta?


Sí, bueno.

Es un comienzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.