martes, 27 de enero de 2009

La mirada del tigre

En otras circunstancias, ni lo hubiese mencionado. Pero es queeee...

Vereis. En realidad, lo que ocurrió es que estaba el hombre luchando contra Chemistro (sí, aquel Chemistro). Y resulta que a Iron Man le funden la armadura. Parece que le han hecho polvo, pero no, porque aprovechando la humareda Tony Stark consigue escaquearse de la armadura por detrás y huir en calzoncillos por el bosque. Así que llega a la autopista, acompañado de su fiel Jim Rhodes, y sencillamente le pide que el, que está visible, le haga el favor de hacer auto-stop para poder volver ambos dos a la base.

Eso es todo, en serio.

Pero es que, claro...

¿A qué estás esperando?

...se lo dice poniendole la mirada del tigre, ¿entendeis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.