miércoles, 27 de mayo de 2009

Debería darte vergüenza, Parker

Esa vez estuvo a punto, a punto de conseguirlo.

El maldito Spider-Man le sorprendió, como siempre, pero reaccionó y se recuperó de inmediato... le chamuscó un par de veces, conectó algunos buenos golpes, por un momento pensó que esta era la buena, que podría al fin vencerlo... pero no.

En fin, al menos, toda la pelea salió por la tele. Los demás villanos podrían comprobar que Elektro no era un tío que se arrugase fácilmente, no señor. Plantó cara como un auténtico villano, lo dio todo y a punto estuvo de vencer. A nadie se le puede pedir más, ¿no es cierto?

Así que encajó su derrota como un hombre y se dejó meter en el coche patrulla, seguro de que en los calabozos le esperaba la admiración de sus iguales. Pero, por alguna razón, cuando llegó allí...


Peter también recuerda la ocasión con cariño

...ninguno de sus colegas quiso estrechar su mano...

[¿Una de spider-man del batiblog? ¿Qué nos está pasando?]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.