jueves, 8 de abril de 2010

Son ganas de tocar los huevos

Convence a alguien para que te conduzca el Pájaro Negro.

Gástate al menos 20.000 $ en combustible.

Lánzate en paracaídas desde 1.200 metros de altura.

Métete cuatro kilómetros a nado entre pecho y espalda.

Camina durante varias horas por la frondosísima isla, bajo un calor extremo.

Y todo, ¿para qué?



Lo dicho, ganas de tocar los huevos.

10 comentarios:

  1. PRIME!

    Los huevos de Ctulhu, por lo menos.

    ResponderEliminar
  2. E. Martín11:36 a. m.

    Bah, como si Logan no los hubiera visto más grandes.

    ResponderEliminar
  3. Si hicieramos caso a la opinión popular, se podría haber hecho funcionario. Tanto viaje, tanto viaje....

    ResponderEliminar
  4. Necio Hutopo12:14 p. m.

    Pues a mi que los debe apretar algo, porque la cara del bicho azul no es de placer que digamos...

    ResponderEliminar
  5. Lograi el Luciérnago3:04 p. m.

    ¡Manda huevos!

    ResponderEliminar
  6. Es el mejor en su trabajo, y su trabajo no es precisamente agradable: tocar los huevos ajenos.

    ResponderEliminar
  7. Necio Hutopo5:46 p. m.

    Y bueno, ca_in... Para mi no sería agradable, pero igual a él le gusta

    ResponderEliminar
  8. No he dicho a quien le resulta desagradable ^_^

    ResponderEliminar
  9. Dark Phoenix8:13 p. m.

    xDDDDDDDDD

    Este Logan...

    ResponderEliminar
  10. No he dicho a quien le resulta desagradable ^_^

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.