martes, 20 de marzo de 2012

Y comieron perdices

-..lloraban los enanitos... uy, cómo lloraban... cuando, de repente... ¡alguien salió del bosque!

- ¡El príncipe, el príncipe!

- El príncipe, sí, que iba...

- ¡Montado en un caballo!

- ...montado en un precioooooso caballo blanco. Y, bajando del caballo, quedó prendado de la belleza de Blancanieves...

- ¡Y la despertó de un beso! ¡A que sí, papi, a que sí!

- Sí, claro, claro...

Image and video hosting by TinyPic


- ...de un beso...

5 comentarios:

  1. Er_Bardo_Morgulero8:34 p. m.

    ¡¡PRIME!!
    Y no vayáis a criticar al Principe, niños... que hace flexiones con los dedos y eso es mú difícil...

    ResponderEliminar
  2. Lo del beso era una invención del cursis de Disney. Aunque los Grimm también eran bastante moñas, pues en su versión al trasladar el ataud tropezaban y el trocito de manzana que tenía en la boca saltó de entre sus dientes. Pero con estas sacudidas, fijo que el trozo de manzana salió disparado de la boca de Blancanieves.

    ResponderEliminar
  3. Anda... Mira nada más... Eso de hacerlo mientras tu pareja está dormida tiene algún nombre? Digo además de "necrofilia simulada"

    ResponderEliminar
  4. «Violación».

    ResponderEliminar
  5. ¿Violación? En Misfits decian que era una zona gris.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.