miércoles, 7 de noviembre de 2012

La leche

Eh, podría ser peor. La última vez que vimos a Krypto bajo los efectos de la kryptonita, le cambió de sexo, así que el que te conviertan en rumiante (muuuuuucho antes de la bativaca, por cierto, o incluso de la Vaca Vampiro, consulten los archivos) tampoco debería ser gran problema.


Por ejemplo, podrías coger y quitarte de enmedio hasta que se te pase. Ocultarte. ¿Qué tal en ese granero de ahí...? Estupendo. ¡Oh, vaya, el granjero! ¿Por qué lleva un cubo en la...?



¿No irá a...? ¡No, hombre! ¡Krypto, haz algo! ¿No ves que va a... que te va a ...? ¡Que te invite a tomar algo antes como mínimo! ¡Será fresco! ¡Resístete, hombre, digo perro! ¡Resis...!


¿...te? ¿UN barril? ¿UN BARRIL?



Porque... seguro que eres una vaca, ¿verdad?

¿VERDAD?

6 comentarios:

  1. johnspac12:13 a. m.

    Y yo con el segundo desayuno de la mañana. Gracias, DC.

    ResponderEliminar
  2. Un Barril? Sí... Un Barril... Y es que nuestro perro extraterrestre preferido ha ido a tomar clases con los pandilleros adolescentes, con el Thor juvenil y con Tony Stark...

    ResponderEliminar
  3. Er_Bardo_Morgulero12:15 a. m.

    Yo soy el ganadero y esa leche no me inspiraría mucha confianza, la verdad... sobre todo cuando la vaca se te intente montar la pierna.

    ResponderEliminar
  4. ¿Alguien sabe cuantas p*ll*s tenían los toros kriptonitas? Porque si tenían cuatro, el misterio está solucionado.

    ResponderEliminar
  5. X-ternon12:20 a. m.

    Cuánto tiempo sin pasar por aquí...

    Y digo yo, esa "leche" ¿da superpoderes? no es que apetezca mucho pero claro... Puedes disfrazarte de Cowman con tus mallas de manchas de vaca y combatiendo el crimen con tu superle...

    Casi que no, que lo dejo

    ResponderEliminar
  6. Pues rebienvenido... ¿has traído galletitas? ¿Cervezas? ¿Oreos?

    ResponderEliminar

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.