viernes, 9 de noviembre de 2012

¡Maldito seas, Joe Quesada!

¡Sí, maldito seas!

¡Maldito seas una y mil veces!

¡Maldito seas por hacerme pensar en algo como...!



¡...el rabo de Hulka!

 ¡Me las pagarás, ya lo creo que me las pagarás!

8 comentarios:

  1. Es... es anonadador... No me extraña que Spidey esté tan asustado.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... Recuérdome yo de una de los los Lost habituals* que no estará menos indignada con la alusión... Y su esposo no se diga.


    Por lo demás una duda que me surge, por allá se usa la rima de "8, enséñame el chocho"?... No, por nada... Cosas mías.


    *Que al paso que vamos, casi creería que son todos los Habituales menos el becario y yo... Por cierto, la compatriota Irredenta se ha casado el pasado fin de semana... Es muy feliz y les manda saludos a todos.

    ResponderEliminar
  3. John Space11:30 a. m.

    Snff... Nunca habrá un crossover entre esa Hulka y el gorila marciano.


    Claro que siempre nos quedan las parodias porn... Bueno, nada.

    ResponderEliminar
  4. Me solidarizo con Spiderman:
    ¡¡Hulka me está ofreciendo su r*bo!!
    ¡¡¡¡Y es mucho más largo que el mío!!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Joe Quesada merece ser quemado con leña verde! verde hulk para que la venganza sea poética.

    ResponderEliminar
  6. Ernesto Maldonado Lozada5:01 p. m.

    ¿Todavía soy becario? Ahora comprendo por qué he tenido ese sueño en estos días (de que me falta algo terminar). ¿Merezco un ascenso?


    Y felicitaciones a Irredenta y a su esposo, que sé que serán muy felices. Aquí la extrañamos mucho.

    ResponderEliminar
  7. Ernesto Maldonado Lozada5:03 p. m.

    Mmmmmhhhh.... nada más le faltan las orejitas y los bigotes y ya estuvo. Mi sueño dorado....

    ResponderEliminar
  8. Es como una planta que busca el sol... nace en su entrepierna y rodea su cadera hasta encontrar una abertura por detrás...

    Estoy enfermo.

    ResponderEliminar

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.