viernes, 1 de febrero de 2008

El personaje que nunca fue

Cuando en el mercado un producto tiene éxito, la empresa afortunada inmediatamente trata de aumentar dicho éxito fabricando y poniendo a la venta toda una serie de productos relacionados con el anterior. A esto se le llama ampliación de la línea de productos.

El éxito de Superman, por ejemplo, nos trajo a Supergirl. A un montón de ellas. Y a Superwoman, aunque ahora casi nadie la recuerde. El éxito de Batman, por su parte, trajo un puñado de Batgirls y Batwomans. Flash tiene a Jessie Quick; Green Lantern a Jade; Aquaman tuvo (y tiene) su Aquagirl, Hawkman venía con Hawkgirl de serie y Green Arrow tiene ya su Arrowette. Incluso el mismo Marciano se ha visto agraciado en los últimos tiempos con la muy agradable Miss Martian. Por favor, ¡si hasta existió una Metamorpha! ¿Lo van pillando ustedes?


Lo que decía: Superwoman. Y la villanía produce alopecia

Exacto. La idea es Concepto de éxito 1 + Tetash (que diría Randy) = Concepto de éxito 2. No falla. Pero, si esto es cierto, me pregunto... ¿por qué ésta fórmula no se ha aplicado en todos los casos? ¿Cómo es que uno de los más venerables héroes del Universo DC carece de contrapartida femenina?

¿Por qué demonios no existe una Plastic Wom...?

...

Ah, coño.

Ehm... hagamos como si no hubiese escrito este post, ¿vale?

(De hecho, me da tanta vergüenza haberlo escrito que me iré, cabizbajo y meditabundo, a reflexionar al pueblo tooodo el finde. Hasta el lunes, pues. Pasadlo bien)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.