miércoles, 20 de febrero de 2008

No puedo dejar de mirar

A ver si ustedes pueden ayudarme, porque hay algo... hay algo en esta portada que me fascina, y no consigo... no consigo determinar el qué. Y no puedo dejar de mirarla. NO PUEDO DEJAR DE MIRARLA.



¿Será la pose de mago de cumpleaños infantil que gasta Aquaman? ¿El hecho de que sus piernas estén elididas, como algunos sujetos? ¿Esa expresión de querer ir más allá, que dirían los Leño? ¿O acaso es ese dulce pescadito con cara de susto y las escamas de punta? ¿O la cosa esa con cuernos que asoma arriba a la derecha? ¿La merluza que pasa por ahí con cara de ir a comprar el pan? ¿Será, por ventura, el pez cabreado del fondo? ¿Las aviesas intenciones del pulpo, que parece estar a punto de tomar la retaguardia del cangrejo? ¿Por qué me apetece una paella ahora mismo?

Ah, Brianbolland.... has vuelto a conseguirlo, rufián....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.