martes, 17 de junio de 2008

Ahora ya no me río

Yo era de los que se carcajeaba del supuesto Teletubbie homosexual.

Y me sonreía a mí mismo, cuando oía esas historias sobre la aversión del Pato Donald a llevar pantalones en público.

O cuando maliciosamente, alguien señalaba su estrecha convivencia con tres jóvenes patitos.

Historias sin fundamento, me decía, ganas de ver cosas donde no las hay. Carne de internés.

Ayer estaba viendo con mi hija, la marcianita, un capítulo (otro) de La Casa de Mickey Mouse. El zoo, se llamaba.

Y ocurrió esto:



Ahora, ya no me rio tanto...

5 comentarios:

  1. Por tu culpa ahora tengo en mente una palabra japonesa. Empieza por buk y acaba por kake...

    :'(

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:58 p. m.

    Pues tio, igual es que tienes una mente un poco pervertida, porque dudo mucho que ningún niño vea mas allá de darle un cacahuete para que baje del arbol el elefante ...

    ResponderEliminar
  3. ¡Diso! ¿Pero qué le he regalado a mi sobrino?

    ResponderEliminar
  4. ¡Diso! ¿Pero qué le he regalado a mi sobrino?

    ResponderEliminar
  5.  Por suerte tengo algo de limpieza en la mente todavía, de no haber encontrado el video en ESTE blog no se me hubiera pasado nada raro por la cabeza.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.