lunes, 2 de junio de 2008

Amor de madre

En este maniqueo mundo en el que vivimos, todo son extremos y no hay término medio.

Blanco y negro. Bueno y malo.

Héroe y villano.

El héroe es admirado por las masas y saludado por ellas como ungido por los dioses.

El villano, en cambio, es juzgado por sus sin duda censurables acciones, y menospreciado por la sociedad. Vituperado. Rechazado. Marginado.

Cierto es que a menudo los villanos se ganan ese rechazo a pulso. Pero yo os digo: hasta el peor villano de todos fue una vez inocente. Todos los villanos fueron una vez tiernos infantes, ignorantes del triste destino de villanía que el traicionero futuro les preparaba. Y, aún diría más... ¿y las madres de esos niños?


Hector Hammond.
Sosteniendo la industria del sombrero desde los 60.



¿Nadie ha pensado en lo que puede llegar a sufrir una madre...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.