lunes, 8 de junio de 2009

¿Más larga que la mía?

Del correo marciano:

De todos es sabido (¿no? Ni tú eres friki, ni tú eres ná) la minuciosidad de Alan Moore con sus guiones. Un ejemplo claro lo tenemos en el, creo recordar, número siete de Miracleman, en el que el barbudo explicaba al dibujante cómo debía realizar la viñeta del banco en el parque.

Para esta simple viñeta usaba casi 300 palabras, detallando hasta los graffitis que debían aparecer en el banco, pergeñados por los vándalos de turno. Evidentemente era tarea imposible para una viñeta tan pequeña, pero ahí lo dejó.

Por eso yo me pregunto: “¿Qué debió indicarle al dibujante de Supreme nº 1 para que realizara al "enorme" Macrosupremo que allí aparece?




[Es la primera vez para el Sr. Mismo. Sed cariñosos, ¿eh?]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.