viernes, 26 de junio de 2009

SW: Los desviados fans del imbécil pelirrojo absténganse de comentar, muchísimas gracias


El blog de N.S.J.C. me entretiene mucho. Me considero con buen hocico y mi sibaritismo se ve aquí colmado y hasta ultramarino.

En serio, los gorilas me dan ganas de aplaudir por encima de la cabeza, los silveragismos han conseguido hacerme sentir hasta comedido, mi psicoanalista y yo nos mondamos con las descontextualizaciones, los generosos chochoas hacen crecer mi vena competitiva y las brevas de Pobuergüerl otra vena que es muy competitiva también.

Total, que miro el blog cada día y me puedo esperar desde Juggernaut embrochetando a Mafalda a Acuaman alisándose el pelo con secador en su palacio atlante.

Y luego está él. El estupor.

Odio al p*to Jimmy Olsen. Es rematadamente imbécil.

No me digáis que no parece el hijo tonto que el vientre seco de Tía May nunca pudo tener.

Ahora podría empezar a enumeraros un sinfín de características anodinas a la par que absurdas por las cuales me resulta infumable. Pero es que hasta eso me da pereza.

Y la semana pasada leo lo de los sidekicks y le envío un mail a N.S.J.C. y me envía esto:


Y me dice si me va bien y yo y mi p*to orgullo le respondemos “bueno… ya si eso me lo miro y le busco la chispa”.

Qué queréis, no sólo Jimmy Olsen es imbécil.

Y me doy de morros ante el difícil reto de sacarle punta a lo que para mí es un enorme y liso peñasco. Empiezo a devanarme los sesos y pienso en si podría enfocar el tema por la crisis de la construcción. Luego y ya ahondando más en la idiosincrasia propia del blog pienso en plantearlo rollo Tensión Sexual No Resuelta, que además siempre vende mucho.


O en vías de resolución.


Vamos, cuidao que de esta se nos casan!



Aunque me atraía más la idea de usar la frase hecha (que eso que te ahorras) de el que no llora no mama y titular el post “retribución”, o “lactancia de ida y vuelta”, “cómeme el estaño”, “labios de papel albal”… o algo que me diera a mí una mínima catarsis carajo.




Por supuesto contaba con la clásica opción de ir viñeta por viñeta diseccionando las hechuras tontolabescas de este Tom Sawyer de colegio de pago.

(¿Qué hace el j*dido niñotortuga transformista de los c*jones robándole el vestido a la alelá de la Susan Boyle?)

…Pero mi cuerpo sólo me pide insultarle, que ya os he dicho que cualquier otra cosa con este gachó me da pero perezita.

No me digáis que no es imbécil.

He dicho que chitón.

O mejor aún, decidme un j*dido motivo por el que no le meteríais el Viceroy de los c*jones hasta el mortadelesco píloro cada vez que le da al botoncito para que Superman le sacuda la chorra después de mear.



Que hablo mal?? Si esto es por escrito!

[By el Samurai, a.k.a. Transformer Kid]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.