jueves, 14 de febrero de 2013

De los que no quedan

Yo soy poco (y cada vez menos) de fútbol, pero oye, lo que es justo es justo: menuda bestia el Puchol ese. Con noventa años o así que debe tener el tío y ahí lo tienes: sosteniendo la defensa del Barsa, impecable en el corte, implacable en el marcaje y con una vitalidad envidiable. Pero es que además, no le oyes una mala palabra, rollo fair play a tope. Vamos, lo que es un chaval llano, sencillote y que sabe donde está y a lo que va.



Y muy amigo de sus amigos también.

[Ups, que olvidaba acreditar a Gonzapk!]

3 comentarios:

  1. Theodore Kord9:06 p. m.

    ¿Cómo no va a ser amigo de sus amigos con el trabajo que le están haciendo?


    Ah, y PRIME.

    ResponderEliminar
  2. Con espectáculos como ese, no me estraña que los derechos de retrasmisión del barça estén por las nubes...

    ResponderEliminar
  3. Me recuerda a una perra dando de mamar a sus cachorros. Y el de la derecha es el cachorro que se queda sin pezón y chupa de lo que encuentra.

    ResponderEliminar

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.