lunes, 7 de abril de 2008

El noble arte de la sanación

Cedo la palabra al ilustre Estifen Jauquins:

Aquí va. Green Lantern Corps. Un dramón espacial en el que los Lanterns son poco más que carne de cañón que sirve de sustento al ciclo de la vida. A Lantern muerto por número, oiga. Una de las que ha conseguido esquivar a la parca es Solanik Natu, la doctora de Korugar, que esgrime dos razones de peso en cada número que se han ganado el favor de los fans. En GLC#12, corre a salvar la vida del padre de su nueva compañera, Iolande.


No, por favor, no se levante

Y no sabemos si lo salvará, pero una alegría ya le ha dado al pobre hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.