martes, 1 de abril de 2008

Se nos rompió el amor

Los animales son, sin duda, una de las cosas más hermosas de este mundo.

Porque cuando un animal te entrega su amor, éste es siempre sincero, directo, sin dobleces. Cuando un animal te ama, lo hace sin reservas y con entrega absoluta. Cuando un animal te ama, te ama de verdad y con toda la sinceridad que solamente la fuerza del instinto animal puede generar.

Pero eso sí. Como cualquier otro tipo de amor, el amor que un animal te tenga es necesario cuidarlo. El amor, humano o animal, si no se cultiva, si no se trabaja día a día, se marchita poco a poco hasta devenir en simple rutina.


Como le ha pasado -no hay más que verle la cara- a este rústico labriego, vamos. ¡Venga, hombre! ¡Levántate de ahí y vete a comprarle algo bonito! ¡Llévala a cenar! ¡Planead un viaje juntos!

¡Y lo mismo va para vosotros!

[By Kith, mira tú]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.