miércoles, 21 de octubre de 2009

El que va a la era, polvo quiere

Este es el Capitán América, en misión de infiltración y espionaje.


Una vez más, se pone de relieve la pasmosa habilidad que comparten todos los supertipos, que parece venir de serie con las mallas, y que consiste en pasar desapercibido por el simple procedimiento de ponerse una gabardina encima del uniforme. Todo el mundo en manga corta, y aparece un tipo con sombrero y gabardina (y unas alegres botas piratas coloradas) y nadie dice ni mú. Pero a lo que íbamos:

Cuán bello establecimiento, pardiez

Veamos... parroquia exclusivamente masculina... fornidos muchachotes por doquier con tatuajes y ropas ajustadas... distancia personal un tantito demasiado corta... decoración basada en motivos marineros por todas partes... Capi, tú aquí no has venido a recabar información...

Págame la copa y...

Ah, vale. Acabáramos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.