martes, 13 de octubre de 2009

Virgencita, virgencita

Un hecho poco conocido de la carrera de Dan Defensor (¿Daredevil? Amos anda) es que, gracias al Todopoderoso, recibió por un breve período el don de la vista. Que no me lo invento, que en el Dan Defensor 223 lo teneis.

¡Puedo ver! ¡PUEDO...!

Pero, en fin, las circunstancias, ya se sabe, hicieron que decidiese...

Ouch.

...que casi que estaba mejor antes...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.