viernes, 25 de enero de 2013

Alternativas


Es una lástima que, en páginas interiores, la frase termine con "...en el País de la Piruleta, donde gobernaré a lomos de mi unicornio volador, enarbolanmdo mi espada mágica". Si es que no nos leemos la letra pequeña. Consideremos, pues, las alternativas:
 

Mmmmm... probablemente sí. Yo le votaría.


Maldita sea, estoy dispuesto a probar.


Hombre, tampoco es... Bah, al cuerno. Démosle una oportunidad al tipo, ¿por qué no? Total, ¿qué es lo peor que puede ocurrir, que no esté ocurriendo ya?

Si se me nota desesperado, es que lo estoy. Manda huevos.

7 comentarios:

  1. Esta entrada pide a gritos colaboración lectoril:

    http://i47.tinypic.com/xgjfdj.jpg

    http://i48.tinypic.com/10e0bb7.jpg

    http://i45.tinypic.com/2u46fme.jpg

    http://i45.tinypic.com/2m6q4qc.jpg

    Por cierto, creo que Perry el ornitorrinco lo haría mejor que cualquiera de los otros candidatos (reales o imaginarios).

    ResponderEliminar
  2. Pues con perdón, jefe, pero creo que por vez primera no acudiré presto a la convocatoria marciana... EN parte porque estoy molido y en parte porque necesito tiempo para acabar lo del BCD... por cierto, cuándo sale la convocatoria para el de este año?

    ResponderEliminar
  3. John Space11:27 a. m.

    Pero bueno, ?qué le ha hecho a usted el ornitorrinco verde? ?Es usted un sicario de Doofenschmitz?

    ResponderEliminar
  4. Una humilde colaboración...

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, casualmente en Febrero reeditan Emperador Muerte...

    ResponderEliminar
  6. Pues mira, casualmente en Febrero reeditan Emperador Muerte.

    ResponderEliminar
  7. Esos brazos... ¿Rajoy le está haciendo un Sigilo Ninja a skeleton? Bueno, no me sorprende...

    ResponderEliminar

Comenta... o MUERE!

Bueno, espera, quizás eso sea muy radical, ¿no? Entras en un blog, no comentas y ZAS!, la muerte. Uf. Además, pareces buena gente, tienes buen gusto con los blogs... va, venga, ni pa tí ni pa mí, a ver qué tal esto. Ejem, ejem. Allá voy:

¡Comenta o sufre un ligero remordimiento durante un brevísimo espacio de tiempo!

Mejor.