jueves, 18 de diciembre de 2008

Del correo marciano

Hola Jotace:

Hace cosa de mes y medio que empecé a leer tu bitácora y, como comentaba en la primera entrada de la misma, me la terminé de leer entera hace un par de semanas. Un trabajo arduo que, sin embargo, dejó en mi una huella amarga.

Y me refiero concretamente a tus supuestos planes marcianos de dominación mundial.

Yo pensaba, con todo criterio, que eras, en el mejor de los casos un embustero y un estafador, en el peor un fantoche y un cantamañanas, por creer que tus planes llegarían a tener alguna repercusión en los medios en incluso en algún sector relevante de la población; por imaginar que tus campañas podrían ser algo más que una oscura reseña a pie de página de una bitácora marginal, apenas secundada por un numero testimonial de fanáticos lobotomizados; por insinuar que iniciativas como la petición de dibujos de gorilas ninja en el Saló o el 'Big Culo Day' iban a trascender más allá de las puertas de tu crédula mente.

Eso pensaba yo, sí.

Hasta que vi El Anuncio de Cadbury, claro.



Desde entonces soy otro fiel seguidor de La Causa.

Saludos, Axl.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.