miércoles, 3 de diciembre de 2008

Sacrificio (sacrifai, sacrifai)

No es fácil disciplinar cuerpo y mente en el grado necesario para aspirar al manto de Hechicero Supremo de la Tierra.

Es absolutamente preciso dominar los secretos del Ojo de Agamotto, de la Capa de Serafín, de las Bandas de Cyttorak.

Pero si lo consigues... ah, mortal, si lo consigues...


El Atisbador de Orificios Supremo

...podrás pasártelo bomba conociendo gente interesante y... Atisbando los Funestos Orificios de Dormammu. ¡Yúju!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.