martes, 9 de diciembre de 2008

No hay supermal que por superbien no venga

Mirandolo retrospectivamente, por mucho que hubiese sido pillado con las manos en la masa robando un banco, realmente aquel tipo no debió perder los nervios y bramarle a Superman "ven aquí y hazme una paj*"


Arriba... abajo... arriba...

Pero, por otro lado, ahora la tiene más larga. Más estrecha también, pero, eh, más larga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humor comiquero sofisticado e inteligente. Hacemos de la elegancia nuestra bandera. No encontrará usted nada mejor a este lado del rio ese de CHOCHOA.